Club de dibujo

La Biblioteca Luis Ángel Arango lo invita a participar del Club de dibujo, un programa que busca fomentar el encuentro entre personas que les guste dibujar y que estén interesadas en hacer de este medio de expresión un hábito, un ejercicio para agudizar el pensamiento creativo y, por supuesto, pasar el tiempo. 

Como bien lo dice el arquitecto Germán Samper: “A dibujar, se aprende dibujando”. Y tal vez una de las maneras más populares de poder practicar el dibujo de manera intensa y constante es el uso de libretas, bitácoras o diarios. En ese sentido son muchos los artistas que han hecho de este soporte, portátil y práctico, su medio ideal para aprender a dibujar y mejorar sucesivamente. 

Club de dibujo

En esta sesión nos dedicaremos a entender la importancia del punto como una mínima expresión del universo. Además revisaremos diferentes libros y revistas de astronomía junto con Atlas geográficos y mapas que sirvan de detonantes para dibujar. Convertiremos las convenciones y elementos gráficos de estas colecciones en posibles recursos para componer nuestras propias imágenes. Hablaremos sobre constelaciones, fronteras, territorios, planetas y escalas. Cada cual intentará dibujar su propio universo.

Club de dibujo

En esta sesión nuestro Club de dibujo se traslada a las salas del Museo del Oro del banco de la República para dibujar algunas piezas fundamentales de sus colecciones. Visitaremos la sala de Cosmología y simbolismo donde será posible captar, desde la propia sensibilidad, los brillos y volúmenes como los planos tonales y abstracciones de patrones geométricos presentes en las piezas de orfebrería y alfarería de las culturas precolombinas de Colombia.

Club de dibujo

Tomando como punto de partida las láminas de la Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada, así como otros libros especializados en naturaleza que hacen parte de la colección de la Biblioteca, realizaremos dibujos detallados de plantas, hojas, flores y semillas, tratando de reconocer sus formas y estructura. A su vez realizaremos texturas (florales) y arabescos que puedan servir como un papel tapiz o estampados de telas con múltiples posibilidades de diseño. Se trata de una invitación a descubrir el poder que hay en dibujar la naturaleza.